Dónde está la motivación

Motivación ¿dónde estás?

Últimamente llegaron a mí numerosos videos motivacionales. A veces me encuentro rodeada de frases motivadoras. Audios, cartelitos, videitos asegurándome que Yo Puedo!, que Hay que Animarse!, El que arriesga Gana! y muchas cosas lindas que se andan diciendo por ahí.

  • A veces lo escucho algo descreída (lo confieso). Sobretodo si el que habla va elevando la voz como si por gritar el mensaje se me va a grabar mas adentro.
  • Otras veces lo recibo con atención y hasta con deseo de que eso sea posible en mi.
  • Muchas otras me encontré escuchando desde un lugar ‘rebajado’… como una nenita mirando a un Maestro o a un Iluminado…

“Que genio Steve Jobs que pudo no se qué

“Qué corazón enorme el de la Madre Teresa (o Gandi o Martin Luther King) que llegó a no se dónde

“Mirá Tevez (o Margarita Barrientos) que a pesar de su origen humilde pudo llegar a tal cosa

Y hace poco me di cuenta que lo único que hace esta mirada es aumentar mi baja autoestima. Miro al otro como un Sabio y yo quedo frenada en mi postura de chiquita que ve ese mensaje como algo lejano, ajeno e inalcanzable.

Pensando en ésto pienso en qué importante es el lugar desde donde escucho esos mensajes motivadores.  

.

¿Desde dónde escucho los mensajes motivadores?

¿Los escucho desde abajo mirando al Sabio que me da la palabra maravillosa desde un púlpito?

Desde ahí refuerzo mis creencias (que generalmente no son ciertas) de que soy una inservible, que no puedo, que el otro lo puede hacer porque es mejor que yo, etc.

¿Lo escucho sin cuestionar creyéndome todo lo que me dicen? 

No voy a poner en duda que los mensajes motivadores son positivos PERO tienen su contexto… pueden no servirme en un determinado momento a mi, pueden ser cierto para otro en otra situación.

¿Lo escucho abierta a recibir?

El mensaje me puede aportar otra visión, otra perspectiva. Me puede despertar deseos, acciones, etc.

Y llego a una conclusión… No es tan importante el mensaje en sí como mi disposición ante él.

Y para eso necesito estar consciente de mí.

.

Estar consciente de mí es un proceso 

Es un proceso de toda la vida e implica ponerme atención. Solo ahí voy a saber discernir qué me sirve y qué no. 

‘Qué es lo que necesito’ es información que tengo dentro mío y yo soy la responsable ante eso.

De afuera me pueden decir cosas, muchas y variadas, pero solo yo puedo chequear conmigo misma si eso que me dicen me sirve para crecer y avanzar.

Es verdad que a veces necesito ayuda y es parte del cuidado hacia mi misma el poder pedirla adecuadamente.

Y como la vida es circular… vuelvo a la necesidad de ponerme atención… poner la atención en mi… para saber cuándo pedir ayuda, a quién y cuándo puedo yo ayudarme.

.

Las motivaciones en el proceso

Los videos y audios motivacionales, las frases lindas, pueden ser un aporte pero la verdadera motivación la encuentro en el mismo proceso de contacto conmigo.

Ahí me doy cuenta qué necesito, para dónde ir o dónde estoy bloqueada… y también, si necesito ayuda y qué tipo.

Es interesante la definición de la Real Academia Española sobre la Motivación:

“Conjunto de factores internos o externos que determinan en parte las acciones de una persona”

 

Las motivaciones son, en parte (por que hay otros factores también), las que nos mueven.

Y a veces no es necesario leer palabras hermosas y frases grandilocuentes. 

Escuché hace poco una frase de Pema Chödron (que es el titulo de un libro suyo):

“Comienza donde estás”

No deja de ser una frase motivacional… pero me lleva a verme a mi ¿dónde estoy? ¿qué tengo en mi, en mi alrededor, que me puede aportar ahora?

Hoy caminaba por mi barrio y vi un barcito muy simpatico, en la esquina de Besares y Vuelta de Obligado. Los dueños, muy creativos, le pusieron de nombre “Besar es Obligado”. Camino unas cuadras mas por Vuelta de Obligado y veo una pizzeria en otra esquina: “Punto Obligado”… Me imagino el momento en que estaban decidiendo los nombres de sus locales ¿qué tenían como disparadores? las calles!!! ademas de otras cosas por supuesto. Pero arrancaron con lo que tenían en donde estaban. 

Y se me ocurre… la motivación está en el registro de dónde estoy.

.

Y ahora te pregunto ¿podés darte ahora una pausa y registrar dónde estás?

¿Qué podés ver? Hay alguna necesidad que esté esperando ser atendida?

¿Qué sensaciones te genera darte cuenta de eso?

Y si seguís mirando ¿podés ver qué herramientas tenés para cubrir esa necesidad?

¿Qué necesitas para atender esa necesidad?

.

Por supuesto, si querés compartir tu experiencia o tu opinión podés dejar tu comentario o escribirme por acá.

Si te interesa recibir las publicaciones, buscá el botón que dice ‘Seguir’, abajo de la pagina (y clickealo).

Hasta pronto!!!

Anuncios

Dejá tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s